Comida Chatarra

 
El concepto de comida chatarra fue acuñado en el año de 1972 por el director del Centro para la Ciencia en el Interés Público: Michael Jacobson, el cual la define como: 
“Comida que es percibida como insalubre o con poco valor nutritivo, la cual contiene altos niveles de grasas, sal o carbohidratos y numerosos aditivos alimentarios; al mismo tiempo, con carencia de proteínas, vittaminas y fibra, entre otros. Este tipo de comida también es popular entre los consumidores por su facilidad a la hora de adquirirla, no requiere ningún tipo de preparación o esta es escasa, es cómoda de ingerir y tienen una gran diversidad de sabores.” 
Según documentos de Naciones Unidas, las trasnacionales líderes del sector de la comida chatarra son en su inmensa mayoría estadounidenses. Tal es el caso de Coca-Cola, Bimbo, Kellogg’s, Kraft, McDonald´s, Nestle y Unilever. 
Ejemplos típicos de comida chatarra lo son las papitas fritas saladas, los caramelos, el chicle, las sodas carbonatadas y algunas bebidas alcohólicas. 
 

Información Nutrimental

Se conoce con el nombre de "Información Nutrimental", a los datos contenidos en el recuadro que aparece en el rótulo de muchos productos alimenticios industrializados y que indica cuanto aporta el producto de energía y nutrimentos. 

El empleo de este cuadro no es nada nuevo y ha aparecido en casi todos los productos en forma explosiva durante 1998. 
 
 
Tamaño por porción. Se considera como una ración del producto.
Contenido energético. Son las kilocalorías que nos proporcionan los hidratos de carbono, proteínas y grasas.
Porciones por envase. Señala cuántas porciones se incluyen en cada envase.
Grasa (lípidos). Es la cantidad de grasa en la porción. Puede declararse el tipo de grasa (saturada, monoinsaturada, polinsaturada y colesterol).
Proteína. Indica los gramos de proteína que contiene cada porción.
Carbohidratos totales. Pueden declararse también otros elementos (azúcar, almidón y fibra dietética).
Sodio. Dice cuánta sal se encuentra en los alimentos.
Vitaminas/Minerales. Como información complementaria pueden declararse vitaminas y minerales, siempre y cuando exista una Ingestión Diaria Recomendada asignada y el contenido en la porción esté por arriba del 5% de la IDR.

¿Qué debo buscar en la información nutrimental?
 
La declaración de los contenidos de:
También puedes utilizar la información nutrimental para comparar dos alimentos diferentes. 
 
Grupo de Riesgo
 
Las compañías que producen esta comida chatarra, tienen como enfoque de consumidores a los niños y adolescentes.
 
 
·         Aporte Calórico.
·         Carbohidratos.
·         Proteínas.
·         Grasas.
·         Sodio.
La información nutrimental en el etiquetado de los alimentos viene referido para una porción, así la cantidad de cada nutriente que se lee en la etiqueta es la que se encuentra en una porción de alimento y no en el contenido total del envase. Por ejemplo, una bolsa de palomitas de maíz para hacer en el microondas tiene tres raciones por bolsa, es decir, que si te comes la bolsa completa te estarás comiendo tres veces lo que está escrito en la etiqueta.
 
En el mundo, aproximadamente 155 millones de niños tienen sobrepeso u obesidad. De acuerdo al Instituto Nacional de Salud Pública, entre 1999 y 2006 el número de niños mexicanos (de 5 a 11 años) con obesidad aumentó el 40%.
Evidentemente, esta situación se está convirtiendo en un problema preocupante, ya que se está creando una generación de personas con la predisposición de padecer enfermedades crónico degenerativas, como diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, derrames cerebrales, trastornos musculo-esqueléticos entre otras.
 
 
 

Los Alimentos Chatarra


Los alimentos considerados chatarra son aquellos que no necesitan preparación adicional antes de ser consumidos, además de caracterizarse por lo siguiente:
 
·         Son productos elaborados con grandes cantidades de azúcar, grasa y sal.
·         Son sometidos a procesos industriales y se comercializan en empaques. Muchos de ellos no requieren refrigeración para su almacenamiento.
·         Algunos poseen un periodo de caducidad prolongado.
·         Su precio es relativamente barato.
·      Son ampliamente distribuidos comercialmente, lo cual los hace muy accesibles de consumir.
Esto último punto es de gran apoyo para los padres de familia, ya que es mucho más fácil y barato comprar estos productos, ya sea como "lunch" o como comida misma, en lugar de hacerlos consumir frutas, verduras, carne, cereales, etc.

El término Comida Chatarra, puede ser interpretado de diferentes formas. Por ejemplo, se ha utilizado este término como una "cuestión estética", en cuanto a que es una manera de reprobar ciertos alimentos, considerándolos como "malos". En otros casos, estos alimentos se relacionan con altas concentraciones de azúcar, grasa y sodio, por lo que también se incluirían en esta categoría los chorizos, los jamones, el paté, los tamales, y una gran variedad de alimentos que cumplen con estas características.

Pero para la mayoría de las personas, este concepto representa alimentos como pizzas, hamburguesas, hot dogs, papas fritas, dulces, refrescos.

En este trabajo abordaremos este último concepto, ya que estmos más familiarizados a él.
 
 
Ambiente Obesogénico

El consumo de alimentos chatarra ocasiona una mala nutrición, es curioso, ya que la desnutrición es ocasionada por no comer lo suficiente, ahora también es por comer demasiados productos de este tipo, pero que no aportan las necesidades nutricionales adecuadas.
El Ambiente Obesogénico es un término propuesto por la Asociación Civil Mexicana del Consumidor, y se define como "la publicidad de alimentos con altos contenidos de azúcares y grasas, y en especial, dirigida a la infancia, y está dada por la falta de educación y orientación nutricional entre la población, con el predominio de la comida chatarra en las escuelas, centros de trabajos, etc."
La OMS (Organización Mundial de la Salud) concluye que la promoción de estos productos tiene un efecto perjudicial ante el conocimiento, actitudes, comportamiento de compra y consumo de alimentos en los niños. Considera que la publicidad es una de las principales causas del sobrepeso y obesidad en niños. 

Consumo de Alimentos Chatarra en los Centros Escolares

La escuela debería formar parte importante de la estrategia para combatir los malos hábitos alimenticios, sin embargo, el ambiente escolar está identificado como uno de los factores que promueven el sobrepeso y obesidad infantil.
De acuerdo con un estudio realizado por el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición en 2004 sobre lo que los niños prefieren comprar y consumir durante su estancia en la escuela, se obtuvieron los siguientes resultados: 
En las escuelas, los profesores supuestamente enseñan que la ingesta de alimentos saludables y una alimentación balanceada son fundamentales para el óptimo desarrollo de los niños y adolescentes, sin embargo, las autoridades educativas, permiten la venta y promoción de alimentos chatarra en las tiendas escolares.
Los productos chatarra más vendidos en las tiendas escolares son las golosinas, dulces y productos salados, cuyo único aporte nutritivo es el azúcar (u otros hidratos de carbono) y grasa, con un escaso o nulo contenido de proteínas, fibra, vitaminas y minerales. Estos productos son fuente de calorías vacías.
Este tipo de alimentos, con frecuencia, se consumen para satisfacer un antojo, sin embargo, ingerirlos en exceso es un mal hábito que se ha extendido principalmente en niños, niñas y adolescentes, quienes pueden padecer obesidad, diabetes e incluso anemia (debido a que las golosinas rara vez aportan hierro).
Al comer alimentos con calorías vacías, es posible sobrepasar, cada día, el requerimiento total de energía, además de no comer alimentos que contienen nutrimentos importantes.
Los cambios de vida en la sociedad repercuten en la familia. En la actualidad, el padre y la madre trabajan y el mercado ofrece muchos alimentos elaborados y a bajo costo. Esta situación ha influido en la alimentación de los hijos, lo que ocasiona que poco a poco, las comidas caseras se sustituyan por productos chatarra que se compran listos para consumir.
Impacto en la Salud
En la actualidad, la prevalencia de enfermedades relacionadas con la alimentación es uno de los problemas de salud más alarmantes (y prevenibles) en muchos países del mundo en los cuales, la dieta típica está basada en alimentos altos en calorías, grasa saturada, grasas trans, sodio y azúcar. Además, es baja en fibra y micronutrimentos, principalmente proporcionados por vegetales, frutas y granos integrales, así como alimentos ricos en calcio.
Una dieta no saludable, sumada a malos hábitos alimentarios, aumenta el riesgo de padecer enfermedades crónicas y fallecer prematuramente. Entre estas enfermedades condicionadas por una mala alimentación, y que amenazan la vida se incluyen: la hipertensión, dislipidemias, infartos, embolias, diabetes tipo 2, osteoporosis, enfermedad diverticular, caries dental, ciertos tipos de cáncer, sobrepeso y obesidad, ésta última relacionada con la depresión y la discriminación social.
 
Esta mala nutrición por el excesivo consumo de alimentos es un efecto de los malos hábitos individuales, pero también colabora el ambiente en el que nos desarrollamos.
 
 
·         Dulces 47.6%
·         Refresco 18%
·         Tortas o Sándwiches 13%
·         Alimentos Preparados 11.2%
·         Jugos 4.6%
·         Agua Natural 3.3%
·         Pan y Galletas 2.9%
·         Cereales 2.7%
·         Frutas 2.4%
 
Es evidente que los mayores porcentajes se encuentran en productos chatarra, mientras que alimentos con mayor contenido nutrimental son consumidos en mucha menor cantidad.
 
Aunque estos alimentos logran saciar el hambre, aumentan la posibilidad de padecer obesidad y no asegurar los requerimientos nutricionales diarios.
 
Muchos padres están conscientes de la necesidad de garantizar una alimentación saludable a sus hijos. Los maestros deben reforzar los buenos hábitos alimenticios, sin embargo, en las escuelas son pocas las opciones saludables, como frutas frescas, panes integrales, jugos de frutas naturales, sándwiches de huevo o atún y vegetales, que les permita de manera práctica seleccionar sus alimentos. 
 
En el caso de la niñez, el problema más importante es el sobrepeso, con la probabilidad de mantenerse como adultos obesos y su salud se deteriore por enfermedades asociadas. 
El resto de niñas y niños que padecen sobrepeso desarrollan enfermedades tales como diabetes y asma. Asimismo, esta condición de sobrepeso tiene implicaciones psicológicas, ya que estas personas son blancos de comentarios ofensivos, discriminación y otras manifestaciones de rechazo que favorecen el desarrollo de una autoestima baja.
 
Existe preocupación por el incremento en la comercialización de alimentos, de los cuales no se informa con claridad sobre su inocuidad, en consecuencia existe un mayor interés por identificar el perfil nutricional y la presencia de componentes nocivos para la salud en los alimentos.
Es importante estar informado sobre el daño que provoca el consumo de alimentos chatarra.

 

Publicidad


El boom de la publicidad dirigida a niños ocurrió durante la década de los ochenta, y a partir de ahí el interés de las grandes empresas por este nicho de mercado no ha dejado de crecer debido principalmente a tres factores:

·         El dinero que los niños pueden gastar.
·         La influencia que estos tienen sobre sus padres.
·         La fidelidad a la marca que los niños desarrollan gracias a la creatividad de los publicistas.

De acuerdo con el documento The Junk Food Generation, publicado en 2004

·         A los seis meses de edad, los bebés pueden formar imágenes mentales de logotipos y mascotas de empresas.
·         A los dos años, la fidelidad a una marca puede comenzar a desarrollarse.
·         A los tres años, antes de que los niños sepan leer, pueden pedir los productos por su nombre.
·         A los ocho años, los niños tienen dificultad para distinguir entre lo que es un anuncio y lo que es un programa, y no entienden que la intención de un anuncio es vender un producto.
·         Es hasta la adolescencia que los menores desarrollan un completo entendimiento de las intenciones de la publicidad.

Así entonces, la publicidad (sobre todo los anuncios de televisión) es una de las influencias más poderosas y determinantes en la dieta de los niños.
Los mensajes publicitarios pueden jugar con las preocupaciones de los niños y adolescentes y utilizar esta circunstancia para sus objetivos. De este modo, al mismo tiempo que la mercadotecnia explota las inseguridades de cada niño, le ofrece sentido de identidad artificial, incluido en la compra.
La publicidad de las compañías alimentarias les está diciendo a los niños que los productos no saludables son deseables de comer”.
 

En diferentes países se han realizado estudios que analizan el tipo de alimentos, su calidad nutricional, las técnicas de mercadeo y las estrategias publicitarias.
Por ejemplo: en 2004 la Oficina de Telecomunicaciones del Reino Unido (OFCOM) concluyó que el mercadeo de alimentos influye en el consumo y las preferencias alimentarias, especialmente de niños y niñas; al año siguiente el Instituto de Medicina Nacional de Ciencias de Estados Unidos se sumó a dicha posición.

Las empresas productoras de comida chatarra y agencias de publicidad, reconocen a la población infantil como un importante nicho de mercado, ya que pueden gastar dinero, influyen sobre sus padres y son fieles a una marca, aun cuando no saben leer y no comprendan que la intención de un anuncio es vender un producto.
 

Análisis de Algunos Alimentos Chatarra

 

Hamburguesas


“Una hamburguesa puede ser un alimento con un aporte nutricional adecuado siempre y cuando se inserte en una alimentación correcta” (Arlene Ricalde).
Sin embargo, mucho depende del tamaño de la hamburguesa y de lo que esta contenga. Lo primero es, entonces, saber qué y cuánto le aportamos a nuestro cuerpo al momento de llevarnos esos cientos de gramos de sabor a la boca. El principal factor a cuidar es el aporte calórico.
Una hamburguesa nunca llega sola a la mesa. “Hay que considerar que normalmente se acompaña de papas fritas o aros de cebolla, frituras con un alto contenido de grasas y con un valor energético muy elevado”, advierte Ricalde. Y es que en el mercado existen representantes de este platillo con aportaciones extra que resultan bárbaras: que si doble queso, doble carne, carne empanizada, queso empanizado, triple pan, con tocino, con salsa BBQ… y si a todo lo anterior le añadimos las inherentes papas y refresco, estaremos frente a un festín que rebasará las necesidades energéticas de cualquier persona.
El siguiente estudio de calidad muestra, en primer lugar, el análisis que el Laboratorio Nacional de Protección al Consumidor (LNPC) realizó a distintas hamburguesas de marcas reconocidas para conocer la naturaleza de sus ingredientes y su aporte nutrimental: se midió su aporte calórico, contenido de proteínas, carbohidratos y grasas (saturadas).
Así, en las tablas, gráficas y en la numeralia que estás por ver, encontrarás de manera sencilla de qué está hecha tu hamburguesa favorita y cuán nutritiva es en comparación con las demás.

El Estudio
 
Se analizaron 24 hamburguesas, de res y de pollo (completitas, desde la lechuga hasta la carne), adquiridas en los restaurantes de cadena:
·         McDonald’s.
·         Burger King.
·         Kentucky Fried Chicken.
·         Carls Jr.
·         Friday´s.

Las hamburguesas analizadas fueron del tipo clásico, es decir, cocinadas con dos panes, una rebanada de carne con o sin queso. También se consideraron hamburguesas más pequeñas, que estos establecimientos ofrecen para los niños.
 
 
Hamburguesas de Carne de Res


 

Hamburguesas de Carne de Pollo

 
Hamburguesas para Niños
 
 
He aquí entonces el panorama general: kilocalorías, grasas y carbohidratos, tres aspectos fundamentales a considerar al leer este estudio de calidad de hamburguesas. Te sugerimos echarle otro ojo crítico a los resultados y atender las recomendaciones de los expertos.

Y recuerda: todo alimento, por muy polémico que sea, puede tener cabida de vez en cuando en una dieta sana y balanceada.
 
 
 
Quality Health®porque una excelente calidad de vida es reflejo de tu salud
 
 
 
 
www.QualityHealth.co   (4) 444-3995
 
 
 

Share

Estilo de vida saludable

Video Institucional Quality Health®
Video Institucional Quality Health® - Dra. Gloria Bustamante