Tiene más beneficios de los que se cree, el defecto es que solo pocos alimentos la tienen y el sol es fuente del 90 por ciento de esta vitamina. 

Está contenida en el aceite de hígado de bacalao, salmón, sardinas, atún y la yema de huevo. Sin embargo, la cantidad de vitamina D que aportan es muy escasa y no es suficiente para suplir los requerimientos el organismo. 


"Para garantizar la dosis de vitamina D adecuada recomiendo a las personas tomar suplementos. En los niños mil unidades al día, en adultos dos mil y en los neonatos 400 unidades. Si se trata de una persona obesa necesita tomar de dos a tres veces más", señalaMichael Holick, director de la Clínica de Cuidado de la Salud Ósea del Centro Médico de la Universidad de Boston. 


Las bondades


Consumir la vitamina D en las cantidades adecuadas permite mantener el nivel de calcio en los huesos en un nivel normal, además de reducir el riesgo de osteoporosis y osteomalacia. A su vez disminuye la posibilidad de desarrollar enfermedades infecciosas, hipertensión, enfermedad coronaria, cáncer, alzhéimer, depresión, diabetes, esclerosis múltiple, tuberculosis y enfermedades neurocognitivas. 


En caso de déficit de esta sustancia, Holick señala que "la forma más fácil es un proceso tripartito: un poco puede venir de la dieta, otro más de recibir exposición razonable al sol -nunca hacerlo hasta quemarse- y finalmente, tomar los suplementos en las dosis recomendadas".




Quality Health®porque una excelente calidad de vida es reflejo de tu salud


www.QualityHealth.co   (4) 444-3995


Share

Estilo de vida saludable

Video Institucional Quality Health®
Video Institucional Quality Health® - Dra. Gloria Bustamante