El cuerpo humano también necesita consumir grasas en pequeñas proporcionares para funcionar correctamente. Los seres humanos han ingerido grasas saturadas desde los albores del tiempo y los ácidos grasos saturados se encuentran en la leche materna son esenciales para los bebés y niños pequeños. La grasa sirve como una fuente de energía y contienen más del doble de calorías por gramo que los carbohidratos y las proteínas por lo que es una fuente eficiente de energía.

También juega un papel clave en la producción de las membranas que rodean las células en el cuerpo, incluyendo el cerebro. La grasa también mantiene la piel sana, protege los órganos y estructura ósea debido a que la grasa saturada es densa y es capaz de permanecer sólida a temperatura corporal. La grasa ayuda en la producción de hormonas, los mensajeros químicos que intervienen en todos los procesos en el cuerpo.

Solo es aprender que tipo de grasas podemos consumir y en que proporción. Todo depende del uso o del abuso de las cosas!!!

Share

Estilo de vida saludable

Video Institucional Quality Health®
Video Institucional Quality Health® - Dra. Gloria Bustamante