Es el componente clave que permite la vida.

De todos modos, algunas cosas siguen sorprendiéndome. Desde pequeños, nos enseñan que debemos beber unos ocho vasos de agua al día, que éste es parte constituyente de todos los organismos vivos y que es esencial para el buen desarrollo de la mayoría de las funciones vitales. Pero la gente no se esfuerza por beber la cantidad suficiente.

Esto es especialmente extraño en la comunidad del fitness.
Si quieres construir músculo y mantenerlo, debes asegurar que tu cuerpo disponga de una gran cantidad de H2O. El agua no sólo desempeña una función primordial en el desarrollo del tejido muscular, sino que también participa en los sistemas de apoyo que te mantiene sano . Puedes entrenar duro y someterte a una dieta perfecta, pero si no hidratas el organismo lo suficiente, los entrenamientos y los resultados se resentirán.
Este primer hecho te convencerá para beber más agua. Las células musculares están formadas por un 75% de agua, el mayor porcentaje existente entre todas las del organismo. Si quieres más músculo, debés beber agua. Los músculos provistos de agua tendrán un aspecto soberbio y más grande. Además, se mantendrán fuertes y elásticos durante más tiempo.
Esta semana he estado estudiando a conciencia la manera en la que las personas del gimnasio utilizan la fuente de agua o llevan su propia botella. De nuevo he podido observar que casi nadie hidrata su cuerpo. Y los únicos que se molestan en hacerlo, tan sólo sorben un par de tragos una o dos veces durante todo el entrenamiento. El papel fundamental del agua durante la actividad física es la regulación de la temperatura. Los músculos generan calor durante el ejercicio, pero para ello debe haber un medio que permita su liberación. La evaporación del sudor que emerge a la superficie de la piel es la manera que tiene nuestro cuerpo para liberar calor. Y como es lógico, durante el entrenamiento se produce (o debería decir, que es mejor que se produzca) una sudoración prolongada. Ello puede dar lugar a la deshidratación, la causa principal de la fatiga y del escaso rendimiento atlético. El estado de deshidratación también aumenta el riesgo de calambres, agotamiento debido al calor e incluso un colapso que puede poner en peligro la vida del culturista o la mujer fitnnes. Es muy probable que todos estos atletas se hubieran sentido más enérgicos a lo largo de la sesión si hubieran mantenido un aporte constante de agua. Como ya he explicado, la fatiga que estos puedan sentir conforme el entrenamiento avanza, ha podido originarse por deshidratación, no por cansancio muscular. Si mantienes tu organismo hidratado te sentiras más fuertes durante más tiempo.
¿Eres de esas personas que tienen las articulaciones doloridas debido a los arduos entrenamientos? El agua las aliviará. Los cartílagos situados en el extremo de los huesos están formados por agua en su mayor parte. La deshidratación promueve que estos sean menos "esponjosos" y más frágiles. Si bebes agua, las articulaciones se mantendrán lubricadas y podras realizar los ejercicios de manera más sencilla y segura. Si dispones a elevar una gran carga, asegurate que las articulaciones estén preparadas para soportarla.
No sólo entrenás para aumentar la masa muscular y ser más fuertes. También para perder masa grasa. El agua fomenta la oxidación de los lípidos para que nuestro organismo pueda quemarlos. Asimismo, si no bebemos lo bastante, nuestros riñones no pueden funcionar correctamente. El hígado deberá, entonces, encargarse de la cantidad que estos no pueden procesar. Esto provoca una eliminación más limitada de las grasas, dado que el hígado es el órgano que las metaboliza y las convierte en energía. No puede eliminarlas cuando está desempeñando la función de la que, en teoría, deberían encargarse de los riñones. Y por si fuera poco, el sistema reacciona a esta falta de hidratación como si estuviera sometiéndose a grandes presiones, por lo que almacena grasas y líquido. El agua favorece la digestión. Por consiguiente, hay que ingerir la cantidad adecuada para impedir que los alimentos mal digeridos se transformen en tejido adiposo. 


El agua es un solvente muy valioso en los sistemas biológicos, pues ayuda en el transporte de los recursos hacia las células y fuera de ellas. Esto se debe a que la sangre está formada por un 92% de agua. La sangre elimina los residuos y las toxinas esparcidas por el organismo. La mayoría de los culturistas y fitnnes siguen una dieta rica en proteínas. La relevancia de la sangre (el agua) en este caso es que arrastra el exceso de toxinas, como el nitrógeno, la urea y las cetonas. Además de esto, también elimina los productos residuales derivados de la metabolización de los lípidos y transporta los nutrientes o los expulsa del cuerpo. Si padeces deshidratación, tu organismo no dispondrá del agua suficiente para que los músculos recobren la energía o para que se produzca la eliminación de sustancias como el ácido láctico. Como consecuencia, los músculos se fatigarán antes de tiempo y estarán tan doloridos que os resultará complicado continuar con el entrenamiento.
Procura no confundir las propiedades de ciertos líquidos. El café, el té y la cola, por lo general, contienen cafeína. La cafeína es un diurético, es decir, una sustancia que se emplea para reducir la cantidad de sal y de agua acumuladas en el cuerpo aumentando la producción de orina. En vez de hidratar, éste fomenta la pérdida de agua e iones (como el sodio), que previenen la formación de contracturas musculares. El consumo de sustancias diuréticas incrementa el líquido eliminado y hace que el cuerpo intente invertir esa pérdida forzada de agua, así que, cuando éstas dejan de actuar, el sistema almacenará exceso de agua. En vez de estar bien hidratados, retendréis demasiado líquido en el organismo . Este mismo efecto puede suceder si no se ingiere el agua que el cuerpo necesita. Recuerda que el objetivo principal de tu cuerpo es sobrevivir. Si está sometido a una carencia de nutrientes vitales, almacenará todo aquello que vaya encontrando. Por supuesto, esta teoría también funciona a la inversa. Si consumes una cantidad de agua excesiva constantemente, el sistema la eliminará casi toda y habrá un nivel de retención mínimo.
En numerosas ocasiones, los suplementos promueven la concentración del agua en las células musculares. La creatina es un buen ejemplo de ello. Si el organismo no dispone del agua que requiere, los suplementos no pueden producir esa concentración y desplegar sus propiedades anabólicas. Casi todas las vitaminas son hidrosolubles, lo que significa que éste ayuda a que se distribuyan por el cuerpo. Es preciso ingerir cantidades adicionales de agua para mantener el hígado y los riñones hidratados y sanos cuando estos se esfuerzan en metabolizar los suplementos que ayudan a incrementar la masa muscular.
¿Sabias que cuando no tomás el agua que nuestro cuerpo necesita, éste recurrirá al de los órganos? Puede provocar estreñimiento, calambres, entre otros.
El excesivo entusiasmo ante aquello que es bueno para la salud, también puede tener consecuencias negativas. Debes beber agua, pero no más de la cuenta. ¡ No existe una cantidad estándar. Debés controlarla en función de cómo te sientas. Consume de manera continua a lo largo del día. Si orinas con frecuencia y la orina es totalmente transparente, querrá decir que sólo estás perdiendo agua. En ese caso, sería aconsejable que bebieras menos para que ésta se torne un poco amarillenta. Al ingerir demasiada agua, las concentraciones de plasma en sangre aumentan y las de sodio descienden al mínimo. Así, se crea una situación llamada hiponatremia, que puede dañar los tejidos e interferir en las funciones musculares, cerebrales y coronarias, debido, en parte, a un desequilibro de la cantidad de iones. La confusión, las náuseas, la fatiga, las contracturas musculares y la debilidad son algunos síntomas de la hiponatremia.

¿Que hemos aprendido hoy? Tanto si quieres construir músculo como si deseás que tu organismo funcione bien, debeconsumir la cantidad de agua suficiente a lo largo del día y, muy especialmente, durante el ejercicio. Considerar los pequeños detalles es tan conveniente como entrenar duro y comer sano. Un buen programa de nutrición no servirá de mucho si tu cuerpo no puede sintetizar y transportar los nutrientes, debido a la ausencia de agua. Ya es lo bastante engorroso estar a dieta, como para que, encima, la falta de hidratación reduzca la pérdida de grasas. Además de esto, la actitud que tomés al respecto cuenta, pero si los músculos carecen de energía y nutrientes, no podras entrenar lo bastante duro como para maximizar beneficios. Si tu organismo no puede eliminar el ácido láctico del músculo, te verás obligado a terminar la sesión antes de tiempo. Así que, haz del agua algo tan significativo como tu descanso y notaras el cambio.

Quality Health®, porque una excelente calidad de vida es reflejo de tu salud.www.QualityHealth.co -  (4) 444-3995

Share

Estilo de vida saludable

Video Institucional Quality Health®
Video Institucional Quality Health® - Dra. Gloria Bustamante