El consumo de un alimento como el huevo, tan rico en proteínas y nutrientes, nos puede ayudar con nuestro objetivo de ganar masa muscular.

La yema es aproximadamente un tercio del peso de un huevo y, si bien es la parte que más nutrientes tiene (vitamina A, hierro y tiamina), es también la parte que contiene las grasas del huevo. Las otros dos tercios del huevo están formados por la clara de huevo. La clara de huevo está formada en un 90% por agua y el restos son proteínas, vitaminas, glucosa y algunos minerales en baja cantidad.

La ingesta de huevos debe ser limitada a 1 huevo diario completo y pero esto no pasa con la clara de huevo. La clara de huevo es toda proteína y además la proteína de la clara de huevo es de una gran calidad.

Así que si queremos tomar proteínas podemos recurrir al consumo de clara de huevo.

Nunca comas las claras de huevos crudas

La avidina, proteína de la clara, es muy resistente a las enzimas digestivas, y más si va unida a la biotina (vitamina presente en la clara de huevo). Si tomas la clara de huevo cruda estas sustancias se combinan y el cuerpo no la asimila. Para evitar esto tienes que cocinar las claras de huevo.

¿Cuándo tomar la clara de huevo?

Tómala en el desayuno o después de la sesión de entrenamiento, son proteínas de rápida asimilación.

¿Se puede congelar la clara de huevo?

Si, la clara de huevo no pierde sus propiedades durante el proceso de congelación.

 

Share

Estilo de vida saludable

Video Institucional Quality Health®
Video Institucional Quality Health® - Dra. Gloria Bustamante