Las dietas altas en carbohidratos que favorecen el aumento de glucosa en sangre y la obesidad junto con los ejercicios excesivamente prolongados y extenuantes o la falta de sueño, provocan una fuerte disminución en la producción de hormona de crecimiento. 

Mientras que una dieta con la cantidad adecuada de proteínas, muy baja en carbohidratos y con suficientes grasas, un descanso suficiente y reparador, junto con ejercicio adecuado, estimulan fuertemente, y de una forma totalmente natural, la secreción de la hormona de la juventud.

Quality Health®, porque una excelente calidad de vida es reflejo de tu salud - PBX:(4) 444-3995
 
 

Share

Estilo de vida saludable

Video Institucional Quality Health®
Video Institucional Quality Health® - Dra. Gloria Bustamante